Conflictos entre padres e hijos, conflictos entre hermanos, enfermedades graves….La familia es un sistema si uno de los componentes se altera, toda la familia se altera.

   La historia de una pareja pasa por distintas etapas. No es un algo estático y uniforme, ni se asemeja a las parejas que nos dibujan en películas, novelas o revistas. Cada pareja evoluciona de una forma, igual que cada uno de sus miembros va evolucionando de forma distinta. En esta andadura nos vamos encontrando con situaciones o crisis que atascan la relación y en ocasiones llega a destruirla.
   La Terapia de Pareja puede ayudaros a reconocer desde otras perspectivas que os ha llevado a la situación actual, como vuestras conductas, mensajes o interpretaciones no hacen más que crear un muro más alto entre vosotros. Establecer nuevas pautas de conductas, negociar opciones y soluciones, romper las barreras que os separan es la tarea que realizareis con la Terapia de Pareja. Asesoramiento en la toma de decisiones, entrenamiento en la comunicación, celos, etc.
   A veces resulta difícil tomar la decisión de acudir a un psicólogo experto en terapia de pareja, pero cuanto antes se tome esta decisión, más fácil y rápida será la solución. No esperéis a que los hijos respiren la tensión en el hogar, a faltaros al respeto, a rechazar el contacto físico entre vosotros, a despreciaros aunque sea en el pensamiento. Mientras los dos queráis reencontraros, todo tendrá solución.
   El enamoramiento surge solo, la relación de pareja hay que construirla, alimentarla, cuidarla.