Uno de los principales atractivos de la toxina Botulínica aplicada en la estética es la rapidez con la que actúa, por lo que tras la primera sesión ya se empiezan a notar los resultados.
La técnica que se utiliza para el tratamiento consiste en infiltrar la toxina botulínica tipo A con una fina aguja en el músculo, provocando un efecto de relajación que anula las continuas contracciones, evitando así las antiestéticas líneas de expresión y dando un aspecto natural al rostro.
Las técnicas de infiltración de bótox son sencillas, indoloras, rápidas y muy poco intrusivas, consiguiendo un efecto de juventud muy natural, un aspecto terso y luminoso.
Con carácter preventivo retrasan la aparición de la flacidez, el signo más evidente de envejecimiento.

Puedes reservar tu 1ª cita gratuita y sin compromiso en el T 925 680 720.
Dra. Raquel Barriga Sánchez, Licenciada en Medicina y Cirugía, Especialista en Cirugía General y Aparato Digestivo, Experta en Cirugía Oncoplástica y Reconstructiva. Máster en Medicina Estética y Antienvejecimiento.
Centro Médico Ssysna. Talavera de la Reina. Más info en http://ssysna.es/events/medicina-estetica-y-antiedad/