Ahora que llega el calor estamos más expuestos a sufrir picaduras de insectos, primero porque es la época del año en la que hay más y segundo porque pasamos más tiempo al aire libre y con menos ropa y por tanto tenemos más piel expuesta y más posibilidades de que nos ataquen.
En las zonas donde más proliferan es donde se dan condiciones óptimas de humedad y calor, en zonas pantanosas, cerca de ríos y en la costa.
Como en todavía ocasiones lo que primero tenemos que hacer es PREVENIR para evitar que nos piquen, y ¿ COMO?
– Llevar cubierta la mayor parte de piel con telas finas y de color claro que los repelen si vamos a zonas donde el riesgo es alto.
– Aplicar repelente específico de insectos sobre la piel e incluso sobre la ropa, y si es preciso sobre las sábanas de la cama
– Usar pulseras repelentes cambiando la pastilla que viene en el interior cada 3-4 semanas que es cuando suele marcar el fabricante.
-Usar mosquiteras en las ventanas para las noches de verano que se duerme con ellas abiertas y asegurarse de que están correctamente puestas y no tienen agujeros o rajas por dónde puedan colarse
– Si nos sentamos al aire libre usar velas de Citronela o repelentes específicos de exterior sobre todo a la caída de la tarde y por la noche que es cuando el riesgo aumenta.
– Si tenemos jardín debemos fumigar en ciclos de 21 días que es lo que tarda la larva del insecto en crecer y además evitar agua estancada, como por ejemplo la de los platos de las macetas.
-Los perfumes con olor fuerte también pueden atraer a los insectos, es mejor no usarlos.

Y si a pesar de seguir estos consejos aparecen las Picaduras.
¿QUE HACEMOS?
Como en las Picaduras lo primero que se produce es hinchazón de la zona con picor o dolor o ambas, lo primero que debemos hacer es bajar la hinchazón para así disminuir el dolor o picor:
– si el aguijón del insecto está aún en la piel debemos extraerlo con unas pinzas limpias con mucho cuidado de no introducirlo más.
– después lavar bien la zona con agua y jabón.
– Cuando la zona este lo más limpia posible aplicar frío, bien con gasas empapadas en agua fría, o toallitas, o un pañuelo con agua fría o hielo envuelto en un paño, nunca directo sobre la piel. Con esto conseguimos disminuir la hinchazón y evitamos que se extienda el veneno.
– También se puede aplicar un preparado de amoniaco que venden en farmacias o pomada que contenga antihistamínicos o corticoides.
– NO aplicar barro, ni pasta de dientes ni cualquier otro ungüento que se nos ocurra, lo mejor Frío.
-NO rascar ni restregar la zona afectada porque se irrita más y produce más molestias
– Si se sabe que la persona es alérgica al veneno del insecto aplicar la medicación prescrita por el alergologo para estos casos que son unas inyecciones preparadas de adrenalina o acudir de inmediato a un centro sanitario
-Si la picadura es en la boca, dar agua fría o que chupete hielo o helado.
Así que ya sabéis, intentar que no os piquen, y si os pican seguir los consejos dados.

CategorySin categoría